moviles chinos

Frases Graciosas y divertidas en madre.

Página 1 de212
Avatar de Invitado

por Invitado

Lo gracioso

el 16 septiembre, 2011 en Frases graciosas

La madre de todos los vicios la pereza, madre es madre y hay que respetarla

Putas

el 29 junio, 2011 en Frases bordes

Van dos putas y se cae tu madre.

Pesada

el 12 mayo, 2011 en Frases bordes

¿Pesada yo?, ¡¡¡pesada tu madre; que hay que ir todos los años a ponerle flores!!!

Como decir hijo de p…

el 3 mayo, 2011 en Frases bordes

Dile a tu madre que cuando vuelva a parir me guarde un cachorro

Avatar de Pokstar

por Pokstar

Tira por ahí…

el 30 abril, 2011 en Frases bordes

Vete a jugar a las muñecas con los abortos de tu madre

P.D.: Es una frase muy borde para tomarse con sentido del humor ^^

Frases tontas

el 27 noviembre, 2010 en Frases tontas

Un pirata:
¡Todos a bordo!, y bordo murió aplastado.

Una madre a su hijo:
Ponte el sueter de bolitas, y bolitas se murió de frío.

En el ejercito:
Todos al cuarto de máquinas, y máquinas durmió en el pasillo.

En la guerra:
¡Fuego a discreción!, y discreción murió calcinado.

Haciendo autostop:
- ¿Podemos subir?
- No cabe duda.
Y duda se fue andando

¿Tu madre era pastelera?

el 11 noviembre, 2010 en Piropos graciosos, Poemas graciosos, Rimas Graciosas

No me digas que tu madre no es pastelera, que un bombón como tú no lo hace cualquiera

Frase borde de putas y madres

el 27 octubre, 2010 en Frases bordes

Van dos putas y se cae tu madre.

Frase borde

el 3 octubre, 2010 en Eres tan..., Familia, Frases bordes

Eres tan feo que cuando naciste tu madre no sabía si quedarse contigo o con la placenta

Carta de humor de una madre a un hijo

el 14 julio, 2010 en Familia, Variadas

Querido hijo:

Te escribo estas letras para que sepas que estoy viva. Estoy escribiendo despacio porque sé que tú no eres de leer deprisa. Si no recibes la carta, me lo dices y te la mando otra vez. El tiempo por aquí está mal: la semana pasada solo llovió dos veces: la primera estuvo lloviendo tres días, y la segunda cuatro.

Ya te mandé la chaqueta, pero te digo que tu tío Pepe dijo que si la mandábamos con botones pesaría mucho, y el envío sería muy caro, así que se los quitamos y se los metimos en el bolsillo de dentro.

Por fin pudimos enterrar a tu abuelo. Lo encontramos cuando lo de la mudanza: estaba metido en el armario desde aquel día que nos ganó jugando al escondite.

El otro día explotó la cocina del gas y tu padre y yo salimos disparados por el aire y caímos fuera de la casa. ¡Qué emoción! Era la primera vez que tu padre y yo salíamos juntos de casa desde hacía años.
Vino el médico y me puso un tubo de cristal en la boca y me dijo que no podía hablar en diez minutos. Tu padre quería comprarle el tubo.

Perdona la mala letra y las faltas de ortografía; es que yo me canso de escribirte y ahora le estoy dictando a tu padre y ya sabes lo burro que es. Y hablando de tu padre, ¡qué orgulloso está!. Te cuento que ahora tiene un buen trabajo, tiene 500 personas por debajo de él: es el encargado de segar el cementerio.

El otro día leyó en el periódico que, según las encuestas, la mayoría de los accidentes ocurren a un kilómetro de casa, así que nos mudamos más lejos. No vas a reconocer la casa; el sitio es muy guapo y hasta tengo lavadora, aunque no estoy segura de que funcione. Ayer metí la ropa, tiré de la cadena y desde ese momento no la volví a ver.

Tu hermana Julia, la que se casó con su marido, parió. Como todavía no sé de qué sexo es, no puedo decirte si eres tío o tía. Si es niña van a llamarla como yo. Ella, a tu hermana, la llamará mama.

Tu hermano Juanchu sigue tan despistado como siempre: el otro día cerró el coche, dejo las llaves dentro y tuvo que andar tres Km. de ida y otros tres de vuelta a por el duplicado de las llaves para poder sacarnos a tu padre y a mi de dentro del coche.

Tu primo Paco se casó y pasa toda la noche rezándole a la mujer porque le dijeron que era virgen.

A quien nunca más vimos por aquí es al tío Carlones el que murió el año pasado, pero ahora el que nos tiene preocupados es tu perro, el Puski: está empeñado en correr detrás de los coches que están parados.

Bueno, hijo, no te pongo dirección de la carta porque no la sé.
La gente que vivió aquí antes, se llevó los números para no tener que cambiar de domicilio.
Si ves a doña Remedio salúdala de mi parte, y si no la ves no le digas nada.

Un abrazo. Te quiere tu madre.

P.D. Iba a mandarte 100 euros, pero ya cerré el sobre.

Página 1 de212
moviles chinos